Golpe de Estado, ¿y ahora qué?

La pregunta del millón estos días: ¿debería ir a Tailandia para mis vacaciones? Personalmente iría, pero voy a explicar un poco cómo está la situación, y que cada uno haga lo que crea conveniente.

Lo primero que hay que saber es que los militares están donde están ahora mismo porque la situación política del país era insostenible. No se puede tener la capital de un país con gente acampada en la calle y protestando durante 7 meses. La situación política de Tailandia era y es muy inestable y el objetivo militar es estabilizarla. Se puede estar de acuerdo o no con las formas, eso ya es cuestión personal, pero la intención no es mala, y ahora mismo hay más paz en las calles de Bangkok que hace una semana.

A partir de aquí, hay que tener en cuenta que esta situación también es muy inestable: El golpe de estado ha supuesto quitar el poder a un partido que tenía 15 millones de votos, de 27 posibles. Esto es una mayoría absoluta aplastante y si no fuera porque los tailandeses son muy pacíficos, podría ser una bomba de relojería. No se descarta la revuelta general contra el ejército, pero la considero una opción muy remota precisamente por el carácter sosegado y tranquilo de los thai.

A esta situación hay que sumarle el toque de queda de 10pm a 5am, la prohibición de emisión de televisiones internacionales (el primer día tampoco podían emitir los canales tailandeses) y el rumor que corre de que lo próximo en caer van a ser las redes sociales. La teoría dice que tampoco se pueden hacer reuniones de más de 5 personas, pero hoy ya están habiendo pequeñas manifestaciones anti-golpistas donde se han llegado a juntar alrededor de 150 personas y no ha habido ningún incidente más allá de que los militares vigilaban de cerca lo que pasaba. Los tailandeses, insisto, son gente muy pacífica. Se quejarán y manifestarán, pero será muy difícil que se pongan violentos y se ponga feo el asunto.

Leyendo lo anterior, seguramente queda poca gente que piense que es buena idea ir a Tailandia, pero yo me atrevería a decir lo contrario: Lo único que altera la vida del turista en el país de las sonrisas es el toque de queda, aunque es cierto que es una situación extraordinaria que no se sabe cuándo va a acabar (por conocidos que tienen bares y restaurantes, parece ser que fuera de Bangkok se anulará a partir del lunes). En Bangkok no se sabe, tal vez lo anulen en unas zonas de la ciudad y no en otras, pero es pura especulación. De todas formas, un turista en Bangkok a las 10 de la noche suele estar agotado: es una ciudad enorme, con muchas cosas para ver y una temperatura de entre 35º y 40º. Además, se cena relativamente pronto, con lo que normalmente a las 10 ya estás más que listo para ir a dormir y seguir con las visitas al día siguiente, aunque si lo que quieres es fiesta, no hay problema:

–          Varios bares y discotecas hacen “jornada intensiva”. Te dejan entrar hasta las 10pm, pero no podrás salir hasta las 5am.

–          La mayoría de bares hacen ofertas de 2×1 hasta las 8 o 9pm, así que el ambiente está asegurado. Y esto sin contar que en el hotel te puedes montar una fiestas dignas de película…

Sugerencia: Empieza el día a las 6 o 7am, que el sol no pega tanto y es buen momento para visitar y andar por la ciudad y ver monumentos, y acábalo a las 10pm. Hay que tener en cuenta que todos los habitantes de la ciudad están igual, con lo que la ciudad adapta los horarios al toque de queda, sin problema.

Respecto al resto del país, como ya he dicho, el toque de queda es muy probable que lo eliminen el lunes mismo, por lo que la situación será completamente normal. Tal vez ahora tendría dudas de si comprar los billetes a Tailandia, pero si ya lo tuviera pagado o reservado, sin duda iría a disfrutar del país de las sonrisas .

 

Advertisement

Ley Marcial en Tailandia

A primera hora de la mañana de hoy, el jefe del ejército tailandés Gen Prayuth Chan-Ocha, ha declarado la imposición de la Ley Marcial en Tailandia a través del canal de televisión TV Channel 5 (el canal del ejército).

Dicen que no es un golpe de estado, que es sólo una “ayuda para restablecer el orden en el país”. En teoría van a dejar que el actual gobierno siga con sus funciones y los militares sólo se ocuparán de la seguridad y mantener el orden para que no haya más problemas, muertos ni heridos, pero habrá que ver hasta qué punto es eso verdad. El objetivo es que se puedan convocar unas elecciones sin altercados, ya que en febrero hubo unas pero el resultado se anuló porque los manifestantes impidieron que se llevaran a cabo con libertad en muchos puntos del país.

La realidad es que el problema político de Tailandia es una lucha de clases como han tenido tantos paises a lo largo de la historia: Por un lado está el partido “del pueblo” (Phak Phuea Thai) que es el que ha estado en el poder los últimos años y que se supone que es el de los campesinos y demás gente pobre de Tailandia (regiones del norte especialemente), y por otro lado está el partido demócrata, al que vota la mayoría de gente del sur del país, que es la parte más rica. Este “partido del pueblo” se puede considerar propiedad de una família que entre otras cosas compró y vendió el Manchester City en 2008 con un beneficio de unos 150 millones de euros, y para dejar en ridículo esas cifras, vendió Shin Corporation al gobierno de Singapur por 1.88 billones de dólares. Sabiendo esto y que este partido se ha ido disolviendo y reconstituyendo con diferentes nombres por diversas acusaciones de corrupción y manipulación de elecciones, se puede entender por qué los demócratas está tan enfadados y salen a la calle cada cierto tiempo para intentar cambiar la situación del país, que cada día está más cerca (aunque aún queda muy lejos) de dividirse en Tailandia del Norte y Tailandia del Sur.

Veremos cómo avanza esto y si cambia algo en la vida de Bangkok. De momento mantienen que no es un golpe de estado, pero parece que el ejército ha dicho a 9 canales de televisión que dejen de emitir.

Para más actualizaciones follow @BoyMeetsBangkok en twitter!

 

 

Visados en Tailandia

Esta última semana está habiendo mucho revuelo entre la comunidad farang de Tailandia debido a la nueva política de inmigración que parece que está siguiendo el gobierno tailandés, así que voy a explicar un poco la situación actual por si hay alguien pensando en venir a Tailandia:

Hasta el 10 de mayo de 2014, a cualquier persona que llegara a Tailandia se le concedía un permiso de estancia de un mes a modo de turista. A partir de ese día, y dado que esta circunstancia facilitaba que la gente que quería estar más tiempo en el país pudiera hacerlo cruzando la frontera a un país vecino (Myanmar, Laos, Malasia o Camboya), aunque fueran 5 minutos, y volver a entrar a Tailandia obteniendo un nuevo permiso de un mes, esto ya no va a ser tan simple.

¿Qué pasa ahora?

La solución fácil y el consejo para cualquiera que vaya a ir de turismo a Tailandia, es conseguir un visado antes de viajar. Es un trámite muy fácil y normalmente permitirá la estancia de 2 meses en Tailandia con derecho a extenderlo 1 más una vez allí. Este visado, además, da derecho a pedir una re-entry al país en caso de que se quiera salir y volver a entrar durante la vigencia de este.

“Si sólo voy a ir unos días a Tailandia, ¿necesito el visado?”

No, de momento no es necesario el visado si sólo se va a estar unos días, aunque parece que ahora están empezando a dar permisos de 15 días en lugar de 30 a quien entra por tierra y tienen intención de hacer lo mismo para los que lleguen en avión a partir de agosto, así que hay que tener claro cuántos días se piensa estar en Tailandia. Además, hay que saber que mucha gente, una vez en Tailandia, se da cuenta de lo fácil y barato que es ir a Laos y Camboya, países con mucho por ver, y deciden pasar allí unos días. El problema de esto es que si el vuelo de vuelta a casa es desde Tailandia, corres el riesgo de que no te dejen volver a entrar si no tienes un visado en vigor (en este caso, con re-entry). Esto hará que tengas que ir a un consulado o a la embajada tailandesa en el país en el que estés y pedir el visado.

Esta circunstancia no debe asustar ni echar para atrás a nadie que tuviera pensado venir a Tailandia, pero sí recomiendo sacarse el visado, por eso de que “más vale prevenir que curar”.

Por favor, utilizad los comentarios para cualquier duda o sugerencia.

One flew over Bangkok’s NEST

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Una pregunta del estilo me hago cuando veo la cantidad de rooftop bars que hay en Bangkok: ¿hay tantos porque la gente va o la gente va porque hay muchos? No lo sé, pero ayer tuve que salir corriendo de unos de ellos…

Quedé para cenar con una amiga y una pareja de amigos suyos que acaban de llegar a Bangkok, con la intención de ir a un buen restaurante de comida thai, pero lo encontramos cerrado debido a la hora (en Bangkok se puede comer 24 horas, pero los restaurantes más “normales” suelen cerrar alrededor de las 10pm), y acabamos en Sukhumvit Soi 38, considerado uno de los mejores sitios de la ciudad para disfrutar de la famosa street food.

Después de cenar, por cosas que pasan en Bangkok cuando no estás atento a dónde te está llevando el taxi, acabamos en el Soi 11 en lugar del 55, donde queríamos ir. Nada grave, allí está Nest, un rooftop bar que nos gusta bastante. A la 1.45am estábamos pidiendo la segunda torre de mojito…

Mojito de sandía

Mojito de sandía

The following takes place between 2.00am and 3.00am (serie 24, recomendada)

“Hey, we close, you leave NOW”

Hacía ya un rato que los camareros y todo el personal del bar estaba recogiendo y esperábamos que en cualquier momento nos dijeran algo, aunque no de esas maneras, así que le dijimos que nos queríamos acabar lo que habíamos pagado y que enseguida nos iríamos. Estas palabras no tuvieron el efecto deseado y sólo consiguieron que el camarero se cabreara más, cosa que me pareció muy graciosa hasta que sacó el móvil amenazando con llamar a la policía si no nos íbamos del local.

“Tranquilo, que ya nos vamos, no hace falta que llames a nadie, pero te voy a dar dos consejos gratis: avisa a la gente media hora antes de cerrar, paro no tener estos problemas, y ofrece vasos de plástico para que quien no se haya acabado la bebida no tenga que tirarla”.

A pesar de que lo decía en serio, tal cual iban saliendo las palabras de mi boca me daba cuenta de lo irónico que parecía.

Nos dirigíamos al ascensor cuando vimos que el mismo camarero nos seguía con intención de hacernos fotos y manteniendo la amenaza de llamar a la policía. A ninguno nos hizo gracia la idea, pero por lo visto al chico que nos acompañaba le hizo menos gracia que a nadie, porque cuando se dio cuenta que le iban a hacer una foto, le soltó un puñetazo en la cara al camarero que lo dejó noqueado en el suelo y con la nariz sangrando. Así, ¡PAM! Como en las películas: una hostia y al suelo. Después del momento de shock y las miradas atónitas que intercambiábamos en el ascensor que nos llevaba a la calle, abandonamos el lugar de los hechos sabiendo que no podríamos volver en una buena temporada.

Por suerte no fue a mayores y la policía no llegó a tiempo, si es que finalmente la llamaron, porque tener incidentes con la policía es lo último que ha de querer un occidental en Tailandia.

Timos en Bangkok II

“El Grand Palace (Palacio Real) está cerrado a mediodia”.  Esta afirmación, tan absurda como decir que la Sagrada Familia o el Empire State Building están cerrados, la utilizan los timadores alrededor del Grand Palace para intentar llevarse a los turistas a sus tiendas, con la excusa de “falta una hora para que abra, ven conmigo así haces algo este rato”.

Con el calor que hace en Bangkok, imaginarse una hora alrededor del Gran Palace, rodeado de grandes calles y sin apenas un sitio para tomar algo, hace que muchos turistas caigan en esta trampa sin plantearse lo absurdo que sería cerrar una atracción turística a mediodía.

El Grand Palace abre cada día de 8.30h a 15.30h y la visita dura alrededor de dos horas, por lo que cualquiera que acabe siendo víctima de esta estafa, es posible que luego no tenga tiempo de visitarlo, así que cuidado y ante la duda, ignoradlo o consultad internet / guía  o ¡pregunta vía comentario en este blog!

Un Vesak en Tailandia

13 de mayo de 2014, día de luna llena en el sexto mes del calendario lunar. O lo que es lo mismo: el Vesak. Día en que los buddhistas celebran el nacimiento, ilustración y muerte de Buddha. Sí, “milagrosamente” estos tres acontecimientos sucedieron en el mismo mes del calendario lunar, o al menos eso acordaron en la primera convención buddhista celebrada en Sri Lanka en 1950. Hace siglos que los buddhistas celebran acontecimientos en esta época del año, por eso me ha llamado especialmente la atención que haga apenas 64 años que se pusieron de acuerdo en qué día debían celebrarlo realmente. Además, como he dicho al principio, se celebra el día de luna llena del sexto mes del calendario lunar, con lo que no es un día fijo, si no que cambia cada año.

Una vez en el tema, considero el buddhismo una religión mucho más abierta a la celebración pública que el cristianismo (esto no es bueno ni malo, personalmente me es indiferente), así que hoy he decidido ir a un templo a ver cómo los buddhistas celebran este día, el principal en su calendario de festividades, y me he encontrado con que hacen lo mismo que cualquier otro día, pero en masa. Esto es:

–          Dar tres vueltas a un monumento sagrado (puedes ser un edificio, una estatua o cualquier cosa que consideren sagrada) sosteniendo incienso encendido entre las manos y pidiendo algo que deseen.

Gente dando vueltas alrededor del Templo Pathum Wanaram

Gente dando vueltas alrededor del Templo Pathum Wanaram

IMG_20140513_152127

–          “Ilustrarse” y ganar conocimiento con los cantos y las charlas de los monjes. Es cierto que hoy hay más “charlas” y cantos que cualquier otro día, pero tampoco es nada especial.

Monjes bendiciendo y repartiendo sabiduaría

Monjes bendiciendo y repartiendo sabiduaría

Además de esto, hacen algo que no entiendo: no beben ni venden alcohol. ¿Qué problema tienen las religiones con el alcohol? Entiendo que se trata de mantener siempre las facultades mentales al 100% para no perder sabiduría y no caer en tentaciones que lleven al pecado, pero ¿no debería eso ser una cuestión individual?  Los conceptos de cielo e infierno, y sus equivalentes en cualquier religión (el buddhismo, por cierto, no cree en el infierno eterno, y se considera que el infierno se puede sufrir en vida en forma de ira, lujuria o cólera) existen precisamente para ayudar a evitar las tentaciones que llevan al pecado, y dado que la religión y la rigurosidad con la que la sigue cada uno es una decisión personal, ¿no debería respetarse más la voluntad de cada individuo de jugarse el cielo o el infierno?

Cada uno tendrá su opinión, a mí personalmente no me desagrada la idea del infierno; en el cielo estaría muy solo sin vosotros.

Timos en bangkok

Iba andando con un amigo hace unos días cuando se nos acercó un hombre tailandés, bien vestido y con un inglés más que correcto, preguntándonos de dónde éramos y a dónde íbamos. Decía ser profesor de inglés y nos estuvo informando de que ese día era fiesta nacional y de la gran suerte que teníamos de estar en Bangkok la única semana del año en que se abre el Templo de Wat Arun, uno de los más famosos de Tailandia. Insistió en que no fuéramos al MBK (centro comercial al que íbamos a comprar) porque estaba cerrado debido a la festividad, y que lo mejor que podíamos hacer era ir a ese templo, señalándonos todo el camino en un mapa e indicándonos amablemente el TukTuk que deberíamos coger allí mismo. Insistió en que cogiéramos ese, con los asientos negros porque “son los de verdad, los otros son un timo, mafia”.

La realidad es que no era festivo, el MBK no cierra ni por alerta roja, el templo de Wat Arun abre cada día de 8.30h a 17.30h y los TukTuk son todos la misma estafa. No hay que fiarse de nadie que ofrezca algo de manera aparentemente altruista en las calles de Bangkok, y a ser posible ignorarlos y no dar pie a nada. Juegan con ventaja, están en su terreno y aunque Tailandia es un país muy agradable, cualquier problema puede acabar costándote una buena cantidad de dinero.

Thailand Comic Con 2014

Este fin de semana se celebra la Comic Con de Bangkok en el Siam Royal Paragon Hall, y allí pasé gran parte del sábado. El Siam Royal Paragon Hall es sin duda un lugar curioso para realizar una feria como esta, ya que es el “salón de actos” de uno de los centros comerciales más posh de Bangkok, con tiendas de marcas como Hermès, Giorgio Armani o Rolls Royce que durante este fin de semana compartirán protagonismo con niños (y no tan niños) disfrazados de sus personajes favoritos.

Agradable recepción al llegar a la Comic Con

Agradable recepción al llegar

El precio de la entrada es de 60THB, algo menos de 1’5€. ¡Está claro que el precio de la entrada no era excusa para no ir!

Entrada a la Comic Con

Entrada

People waiting to enter Thailand Comic Con 2014

Cosplays esperando para entrar

Cosplay, contracción de “costume play”, es la acción de caracterizarse como algún personaje de manga, anime, videojuego, comic o serie de ficción para interactuar y jugar con otra gente igualmente caracterizada (sobre todo a la hora de posar para las fotos). A día de hoy ha perdido su significado y se considera cosplay a cualquier persona que lleve un disfraz de un anime (dibujos animados japoneses), manga (comic japonés), comic, videojuego o serie de ficción.

Los cosplay femeninos siempre enseñan pierna

Los cosplay femeninos siempre enseñan pierna

Los niños no son los que más se divierten

En el escenario principal fue cambiando de ambientación y acogió diferentes eventos, como torneos de Street Fighter o presentaciones de los personajes del Dr.Slump, que me traen muchos recuerdos de la infancia. En realidad el Street Fighter también me trae recuerdos de la infancia, aunque se le suman otros más recientes disfrutados en Barcelona el último año.


En un evento como este no podía faltar el espacio para DC y MARVEL, y menos ahora que tanto están triunfando sus películas y series de televisión. Me permito aquí recomendar MARVEL: Agents of S.H.I.E.L.D. y Person of Interest, que aunque no es de DC ni MARVEL, el personaje recuerda mucho al Batman de Nolan, así que deberías darle una oportunidad si os gustó la última trilogía Batman.

¡Lo bien que quedaría esto en casa!

¡Lo bien que quedaría esto en casa!

¿Qué fan de IronMan no querría tener esto en casa?

¿Qué fan de IronMan no querría tener esto en casa?

Parte de la colección de Tony Stark

Parte de la colección de Tony Stark

Spiderman haciendo enfadar a Hulk

Spiderman haciendo enfadar a Hulk

Me llamó la atención las pocas tiendas que había, así que intenté llevarme una armadura de Iron Man, pero había demasiada seguridad…

Prisionero en la Estrella de la Muerte

Prisionero en la Estrella de la Muerte

Después de haber ido a casi todos los Salón del Manga de Barcelona desde su primera edición, he de decir que aún tenemos mucho que aprender. No por tener más metros cuadrados cada año se está haciendo un salón mejor, así que espero que los responsables viajen por las diferentes Comic Con del mundo y aprenden algo de cada una.

Que la fuerza os acompañe.

Moverse en Bangkok

Cuando alguien llega a una ciudad tan grande como Bangkok en la que el calor te impide recorrer largas distancias a pie, es importante saber qué medios de transporte hay disponibles.

BTS Skytrain

Inaugurado en 1999, este tren elevado es la mejor opción para moverse por el centro de Bangkok en hora punta. Tiene dos líneas que concurren en la estación de Siam, y aunque no llega al antiguo Bangkok, es suficiente para moverse por las zonas donde el tráfico es más denso o acercate a otros medios de transporte como el barco, en la estación de Saphan Taksin, o el MRT, en las estaciones de Mo Chit, Sala Daeng y Asok.

El precio del BTS varía según las estaciones que hagas, desde 15 hasta 42THB, y siempre se compra el ticket en la maquina; La mujer de la ventanilla sólo está para dar cambio. También hay disponibles las rabbit card, para estancias más largas.

MRT

Inaugurado en 2004, el metro de Bangkok cuenta únicamente con una línea que va desde Bang Sue hasta Hua Lampong. Su recorrido coincide en tres estaciones con el BTS, en Si LomSukhumvit y Chatuchak Park, pero no sirve el mismo billete, así que la combinación de ambos transportes puede acabar siendo más cara que un taxi.

El precio va desde los 16 a los 40THB en función del recorrido.

Taxi

El taxi es, para mi, el mejor medio de transporte en Bangkok. Ir de una punta a la otra de la ciudad nunca costará más de 150THB, ya que cobran por Km. recorridos, y las distancias que se recorren habitualmente no superarán los 60THB. A tener en cuenta dos cosas:

– Exigir siempre que pongan el taximetro. Si no acceden, buscar otro taxi. Por la noche no suelen ponerlo y los precios se fijan entre 100 y 200THB.

– Aunque digan que sí que saben donde está la dirección que les dices, es muy posible que no lo sepan. Llevar un mapa siempre ayuda, y más Google Maps, que está en tailandés y los taxistas pueden leerlo.

Tuk-Tuk

Es un medio de transporte para turistas, y en general una estafa, porque se tardará lo mismo que en taxi pero sin aire acondicionado, más incómodo y generalmente a un precio más elevado. A veces hay una tercera persona ofreciendo llevarte gratis a algún sitio, pero lo único que pretenden es llevarte a varias tiendas a que compres algo.

Moto-taxi

Este transporte es el más apropiado para distancias cortas. Personalmente no lo recomiendo porque el tráfico en Bangkok es una locura y en el 99% de los casos no te darán un casco. El uso más común de estos taxis es para acercarse a las estaciones de BTS / MRT (a un precio de 10-20THB máximo), nunca para hacer largos recorridos.

Barcos

Por 150THB, el Chao Praya Express Boat, permite subir y bajar en todos los muelles tantas veces como se quiera a lo largo de un día. Muy buena opción para ir a visitar sitios como el Palacio Real, China Town y los templos de Wat Pho y Wat Arun. Si sólo queremos llegar de un punto a otro, el precio esd e 40THB.

En todos los muelles hay barcos que cruzan de una orilla a la otra del río por 4THB.

Aquí se pueden ver las rutas de los principales transportes y las conexiones entre ellos:

Mapa de los medios de transporte en Bangkok

Mapa de los medios de transporte en Bangkok

Changsha, xu e irene

Después de dos días en Hong Kong, llegó el momento de poner rumbo a Changsha. La idea era llegar a Shenzhen, ciudad fronteriza entre Hong Kong y la República Popular China en autobús para coger el tren de alta velocidad y reunirnos con Xu y su prometida Irene a la hora de cenar, pero al llegar a la ventanilla nos esperaba una sorpresa: En un país con 1.300 millones de personas no puedes pretender llegar a la estación en una semana festiva y que haya dos billetes esperando a que los compres. No había billetes para los próximos días, así que decidimos hacer noche en el hotel más cercano al moderno aeropuerto de Shenzhen e ir a Changsha en avión al día siguiente por la mañana.

El hotel en cuestión estaba en el típico barrio (y digo barrio por decir algo, porque eran dos calles) chino en el que sus habitantes no habían visto un blanco más que en televisión. Suele pasar, los aeropuertos no están precisamente cerca del centro de las ciudades, y menos en China, con la extensión que tiene, así que visto el barrio, considero que aún tuvimos suerte de que el hotel fuera mínimamente decente. Después de instalarnos (vale, dejar las maletas tiradas) salimos a cenar y comprar una tarjeta SIM para estar un poco más conectados. En un barrio como ese no se puede esperar gran cosa en cuanto a restaurantes, y aunque la comida estaba realmente buena, en China hay chinos y estos no son precisamente agradables a la hora de comer. Gente sin camiseta, escupiendo en el suelo, fumando, gritando y cómo no, señalando a los blancos que nadie sabía qué hacían allí. Todo esto no fue nada comparado con la tristeza que me inundó cuando descubrí que toda la cerveza que venden en ese país es light.

Barrio de Shenzhen en el que estaba nuestro hotel

Barrio de Shenzhen en el que estaba nuestro hotel

Nos obligaron a pedir pescado, y allí se quedó

Nos obligaron a pedir pescado, y allí se quedó

A las 10am del día siguiente ya estábamos en Changsha, donde Xu nos había reservado una habitación en el mismo en el que se hospedaba la familia de Irene (la novia), al lado de su casa. Quedamos con él para comer unos noodles típicos de la región de Hunan, donde se encuentra Changsha, y cuya comida se caracteriza por ser especialmente picante. Tan picante que muchos habitantes de esta región viajan habitualmente con un pote de salsa / aceite picante para añadírsela a todo lo que comen, porque están acostumbrados a eso y cualquier otra cosa les parece insípida.

Noodles típicos de Hunan

Noodles típicos de Hunan

Con el estómago lleno, Xu nos llevó a la Yuelu Academy, fundada durante la Dinastía Song en el año 976 y considerada una de las cuatro shuyuan (academias de aprendizaje superior), y la universidad más antigua del mundo. Discípulos de Confucio como Zhu Xi o Zhang Shi estudiaron aquí y a día de hoy sigue siendo útil como parte de la Universidad Normal de Hunan para el estudio del idioma Han, así que aunque no lo esperaba, acabé viendo una buena parte de historia en Changsha.

20140503_133251

20140503_133519

20140503_133251

20140503_133151

Después de la ruta cultural nos reunimos con la familia de Irene en lo que podríamos llamar “Las Ramblas de Changsha”. Allí nos tomamos una cerveza y esperamos a que llegaran los padres de Xu para ir a cenar.

Abarrotadas calles del centro de Changsha

Abarrotadas calles del centro de Changsha

En China no es habitual eso de que cada uno se pida su plato y si hay mucha gente ponen mesas redondas con una plataforma giratoria en medio en la que colocan toda la comida, así que es muy fácil y cómodo poder coger lo que quieres y, sobre todo, no molestas a los demás. Tampoco se sirven nada en sus platos, si no que cogen las cosas con sus palillos y se lo comen directamente. La excepción lógica a esto es la sopa, que cada uno se sirve en su tazón. Entre los platos que había encontramos tofu apestoso y huevos centenarios, ambos sorprendentemente buenos a pesar del aspecto. El resto era comida más “normal”: pastelitos rellenos de carne, verduras, carne y el hongshao rouun plato de cerdo típico de China que me pareció lo mejor junto al huevo centenario.

Los padres de Xu, la madre de Irene e Irene

Los padres de Xu, la madre de Irene e Irene

Tener una boda al día siguiente por la mañana no sirvió de excusa para no ir a tomar una copa antes de ir a dormir y descubrir que en China también tienen juegos  para beber en todos los bares. En este caso no tienen el 4 en raya o el jackpot / shut the box como en Tailandia, si no que juegan al mentiroso con dados y a una especie de piedra – papel – tijera mezclada con un baile ridículo con las manos. No es más que el juego que todos conocemos pero con el orden inverso, pudiendo jugar tanta gente como quieran y siendo el baile ridículo previo un sustituto de nuestro adorable “1 2 3 1 2 3 YA”, pero que tiene sentido porque también juegan en las discotecas y no es cuestión de pasarse el rato gritando “1 2 3 1 2 3 YA” (tampoco se oirían).

A la mañana siguiente fuimos a la boda que nos sirvió de excusa para hacer este viaje, y fue una experiencia curiosa, aunque menos espectacular de lo que pensaba. La ceremonia se celebró en un hotel donde se reunieron alrededor de 200 invitados y en los que los únicos que íbamos vestidos de manera especial éramos los pocos occidentales que estábamos allí y los novios. No es que me importara, pero sí me sorprendió que ni los padres del novio se vistieran de gala. Los chinos son cutres y descuidados por naturaleza, y eso se nota en todos los aspectos de su vida.

El enlace en sí estuvo dirigido por un maestro de ceremonias que por lo visto es famoso, pero no tengo ni idea de quién es. Éste presentó al novio, que subió al escenario a saludar y esperó a que apareciera la novia, con la cara cubierta para que nadie la viera antes que su prometido (esta es una tradición que se mantiene desde hace siglos, cuando los matrimonios eran totalmente por conveniencia y muchas veces esa era la primera vez que el novio veía a la novia).Con ambos en el escenario fue el turno de los padres, que se sentaron detrás de los protagonistas, y el novio empezó a mirar bajo el “velo” de la prometida, a ver si la mujer era de su agrado. No es que pudiera devolverla si no le gustaba. Ni ahora ni hace 5 siglos, pero es una tradición y así lo hacen. Una vez descubierta la cara de la novia, empezaron a hacerse ofrendas y reverencias unos a otros, y poca más historia tuvo la ceremonia en sí. Esperaba algo más sobrio, largo o pesado, pero no fueron más de 5 minutos.

IMG_20140504_124113

Los novios en el escenario durante la ceremonia

Aquí un video

La ceremonia fue corta y sin demasiada magia, igual que la comida, que acabó en poco más de una hora, lo que dio pie a que la familia de la novia, los novios y otros amigos que tienen en Changsha fuéramos a tomar café y copas hasta la hora de cenar, cuando los padres del novio volverían a llevarnos a cenar.

El día siguiente lo dedicamos a hacer algo más de turismo visitando el Templo Kaifu y el Parque Tianxin. No soy muy amigo de ir a ver ruinas y templos, pero cuando estás en sitios con tanta historia, qué menos que una visita.

20140505_152311

20140505_122752

20140505_151605

Esa noche nos tomamos alguna copa y me di cuenta que después de una semana de vacaciones, volver a casa no significaba volver a Barcelona con la familia y amigos, si no que era volver a Bangkok a seguir viviendo nuevas experiencias. Al final será verdad eso de “vivo en Bangkok”.