Golpe de Estado, ¿y ahora qué?

La pregunta del millón estos días: ¿debería ir a Tailandia para mis vacaciones? Personalmente iría, pero voy a explicar un poco cómo está la situación, y que cada uno haga lo que crea conveniente.

Lo primero que hay que saber es que los militares están donde están ahora mismo porque la situación política del país era insostenible. No se puede tener la capital de un país con gente acampada en la calle y protestando durante 7 meses. La situación política de Tailandia era y es muy inestable y el objetivo militar es estabilizarla. Se puede estar de acuerdo o no con las formas, eso ya es cuestión personal, pero la intención no es mala, y ahora mismo hay más paz en las calles de Bangkok que hace una semana.

A partir de aquí, hay que tener en cuenta que esta situación también es muy inestable: El golpe de estado ha supuesto quitar el poder a un partido que tenía 15 millones de votos, de 27 posibles. Esto es una mayoría absoluta aplastante y si no fuera porque los tailandeses son muy pacíficos, podría ser una bomba de relojería. No se descarta la revuelta general contra el ejército, pero la considero una opción muy remota precisamente por el carácter sosegado y tranquilo de los thai.

A esta situación hay que sumarle el toque de queda de 10pm a 5am, la prohibición de emisión de televisiones internacionales (el primer día tampoco podían emitir los canales tailandeses) y el rumor que corre de que lo próximo en caer van a ser las redes sociales. La teoría dice que tampoco se pueden hacer reuniones de más de 5 personas, pero hoy ya están habiendo pequeñas manifestaciones anti-golpistas donde se han llegado a juntar alrededor de 150 personas y no ha habido ningún incidente más allá de que los militares vigilaban de cerca lo que pasaba. Los tailandeses, insisto, son gente muy pacífica. Se quejarán y manifestarán, pero será muy difícil que se pongan violentos y se ponga feo el asunto.

Leyendo lo anterior, seguramente queda poca gente que piense que es buena idea ir a Tailandia, pero yo me atrevería a decir lo contrario: Lo único que altera la vida del turista en el país de las sonrisas es el toque de queda, aunque es cierto que es una situación extraordinaria que no se sabe cuándo va a acabar (por conocidos que tienen bares y restaurantes, parece ser que fuera de Bangkok se anulará a partir del lunes). En Bangkok no se sabe, tal vez lo anulen en unas zonas de la ciudad y no en otras, pero es pura especulación. De todas formas, un turista en Bangkok a las 10 de la noche suele estar agotado: es una ciudad enorme, con muchas cosas para ver y una temperatura de entre 35º y 40º. Además, se cena relativamente pronto, con lo que normalmente a las 10 ya estás más que listo para ir a dormir y seguir con las visitas al día siguiente, aunque si lo que quieres es fiesta, no hay problema:

–          Varios bares y discotecas hacen “jornada intensiva”. Te dejan entrar hasta las 10pm, pero no podrás salir hasta las 5am.

–          La mayoría de bares hacen ofertas de 2×1 hasta las 8 o 9pm, así que el ambiente está asegurado. Y esto sin contar que en el hotel te puedes montar una fiestas dignas de película…

Sugerencia: Empieza el día a las 6 o 7am, que el sol no pega tanto y es buen momento para visitar y andar por la ciudad y ver monumentos, y acábalo a las 10pm. Hay que tener en cuenta que todos los habitantes de la ciudad están igual, con lo que la ciudad adapta los horarios al toque de queda, sin problema.

Respecto al resto del país, como ya he dicho, el toque de queda es muy probable que lo eliminen el lunes mismo, por lo que la situación será completamente normal. Tal vez ahora tendría dudas de si comprar los billetes a Tailandia, pero si ya lo tuviera pagado o reservado, sin duda iría a disfrutar del país de las sonrisas .

 

Ley Marcial en Tailandia

A primera hora de la mañana de hoy, el jefe del ejército tailandés Gen Prayuth Chan-Ocha, ha declarado la imposición de la Ley Marcial en Tailandia a través del canal de televisión TV Channel 5 (el canal del ejército).

Dicen que no es un golpe de estado, que es sólo una “ayuda para restablecer el orden en el país”. En teoría van a dejar que el actual gobierno siga con sus funciones y los militares sólo se ocuparán de la seguridad y mantener el orden para que no haya más problemas, muertos ni heridos, pero habrá que ver hasta qué punto es eso verdad. El objetivo es que se puedan convocar unas elecciones sin altercados, ya que en febrero hubo unas pero el resultado se anuló porque los manifestantes impidieron que se llevaran a cabo con libertad en muchos puntos del país.

La realidad es que el problema político de Tailandia es una lucha de clases como han tenido tantos paises a lo largo de la historia: Por un lado está el partido “del pueblo” (Phak Phuea Thai) que es el que ha estado en el poder los últimos años y que se supone que es el de los campesinos y demás gente pobre de Tailandia (regiones del norte especialemente), y por otro lado está el partido demócrata, al que vota la mayoría de gente del sur del país, que es la parte más rica. Este “partido del pueblo” se puede considerar propiedad de una família que entre otras cosas compró y vendió el Manchester City en 2008 con un beneficio de unos 150 millones de euros, y para dejar en ridículo esas cifras, vendió Shin Corporation al gobierno de Singapur por 1.88 billones de dólares. Sabiendo esto y que este partido se ha ido disolviendo y reconstituyendo con diferentes nombres por diversas acusaciones de corrupción y manipulación de elecciones, se puede entender por qué los demócratas está tan enfadados y salen a la calle cada cierto tiempo para intentar cambiar la situación del país, que cada día está más cerca (aunque aún queda muy lejos) de dividirse en Tailandia del Norte y Tailandia del Sur.

Veremos cómo avanza esto y si cambia algo en la vida de Bangkok. De momento mantienen que no es un golpe de estado, pero parece que el ejército ha dicho a 9 canales de televisión que dejen de emitir.

Para más actualizaciones follow @BoyMeetsBangkok en twitter!

 

 

Visados en Tailandia

Esta última semana está habiendo mucho revuelo entre la comunidad farang de Tailandia debido a la nueva política de inmigración que parece que está siguiendo el gobierno tailandés, así que voy a explicar un poco la situación actual por si hay alguien pensando en venir a Tailandia:

Hasta el 10 de mayo de 2014, a cualquier persona que llegara a Tailandia se le concedía un permiso de estancia de un mes a modo de turista. A partir de ese día, y dado que esta circunstancia facilitaba que la gente que quería estar más tiempo en el país pudiera hacerlo cruzando la frontera a un país vecino (Myanmar, Laos, Malasia o Camboya), aunque fueran 5 minutos, y volver a entrar a Tailandia obteniendo un nuevo permiso de un mes, esto ya no va a ser tan simple.

¿Qué pasa ahora?

La solución fácil y el consejo para cualquiera que vaya a ir de turismo a Tailandia, es conseguir un visado antes de viajar. Es un trámite muy fácil y normalmente permitirá la estancia de 2 meses en Tailandia con derecho a extenderlo 1 más una vez allí. Este visado, además, da derecho a pedir una re-entry al país en caso de que se quiera salir y volver a entrar durante la vigencia de este.

“Si sólo voy a ir unos días a Tailandia, ¿necesito el visado?”

No, de momento no es necesario el visado si sólo se va a estar unos días, aunque parece que ahora están empezando a dar permisos de 15 días en lugar de 30 a quien entra por tierra y tienen intención de hacer lo mismo para los que lleguen en avión a partir de agosto, así que hay que tener claro cuántos días se piensa estar en Tailandia. Además, hay que saber que mucha gente, una vez en Tailandia, se da cuenta de lo fácil y barato que es ir a Laos y Camboya, países con mucho por ver, y deciden pasar allí unos días. El problema de esto es que si el vuelo de vuelta a casa es desde Tailandia, corres el riesgo de que no te dejen volver a entrar si no tienes un visado en vigor (en este caso, con re-entry). Esto hará que tengas que ir a un consulado o a la embajada tailandesa en el país en el que estés y pedir el visado.

Esta circunstancia no debe asustar ni echar para atrás a nadie que tuviera pensado venir a Tailandia, pero sí recomiendo sacarse el visado, por eso de que “más vale prevenir que curar”.

Por favor, utilizad los comentarios para cualquier duda o sugerencia.

One flew over Bangkok’s NEST

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Una pregunta del estilo me hago cuando veo la cantidad de rooftop bars que hay en Bangkok: ¿hay tantos porque la gente va o la gente va porque hay muchos? No lo sé, pero ayer tuve que salir corriendo de unos de ellos…

Quedé para cenar con una amiga y una pareja de amigos suyos que acaban de llegar a Bangkok, con la intención de ir a un buen restaurante de comida thai, pero lo encontramos cerrado debido a la hora (en Bangkok se puede comer 24 horas, pero los restaurantes más “normales” suelen cerrar alrededor de las 10pm), y acabamos en Sukhumvit Soi 38, considerado uno de los mejores sitios de la ciudad para disfrutar de la famosa street food.

Después de cenar, por cosas que pasan en Bangkok cuando no estás atento a dónde te está llevando el taxi, acabamos en el Soi 11 en lugar del 55, donde queríamos ir. Nada grave, allí está Nest, un rooftop bar que nos gusta bastante. A la 1.45am estábamos pidiendo la segunda torre de mojito…

Mojito de sandía

Mojito de sandía

The following takes place between 2.00am and 3.00am (serie 24, recomendada)

“Hey, we close, you leave NOW”

Hacía ya un rato que los camareros y todo el personal del bar estaba recogiendo y esperábamos que en cualquier momento nos dijeran algo, aunque no de esas maneras, así que le dijimos que nos queríamos acabar lo que habíamos pagado y que enseguida nos iríamos. Estas palabras no tuvieron el efecto deseado y sólo consiguieron que el camarero se cabreara más, cosa que me pareció muy graciosa hasta que sacó el móvil amenazando con llamar a la policía si no nos íbamos del local.

“Tranquilo, que ya nos vamos, no hace falta que llames a nadie, pero te voy a dar dos consejos gratis: avisa a la gente media hora antes de cerrar, paro no tener estos problemas, y ofrece vasos de plástico para que quien no se haya acabado la bebida no tenga que tirarla”.

A pesar de que lo decía en serio, tal cual iban saliendo las palabras de mi boca me daba cuenta de lo irónico que parecía.

Nos dirigíamos al ascensor cuando vimos que el mismo camarero nos seguía con intención de hacernos fotos y manteniendo la amenaza de llamar a la policía. A ninguno nos hizo gracia la idea, pero por lo visto al chico que nos acompañaba le hizo menos gracia que a nadie, porque cuando se dio cuenta que le iban a hacer una foto, le soltó un puñetazo en la cara al camarero que lo dejó noqueado en el suelo y con la nariz sangrando. Así, ¡PAM! Como en las películas: una hostia y al suelo. Después del momento de shock y las miradas atónitas que intercambiábamos en el ascensor que nos llevaba a la calle, abandonamos el lugar de los hechos sabiendo que no podríamos volver en una buena temporada.

Por suerte no fue a mayores y la policía no llegó a tiempo, si es que finalmente la llamaron, porque tener incidentes con la policía es lo último que ha de querer un occidental en Tailandia.

Timos en Bangkok II

“El Grand Palace (Palacio Real) está cerrado a mediodia”.  Esta afirmación, tan absurda como decir que la Sagrada Familia o el Empire State Building están cerrados, la utilizan los timadores alrededor del Grand Palace para intentar llevarse a los turistas a sus tiendas, con la excusa de “falta una hora para que abra, ven conmigo así haces algo este rato”.

Con el calor que hace en Bangkok, imaginarse una hora alrededor del Gran Palace, rodeado de grandes calles y sin apenas un sitio para tomar algo, hace que muchos turistas caigan en esta trampa sin plantearse lo absurdo que sería cerrar una atracción turística a mediodía.

El Grand Palace abre cada día de 8.30h a 15.30h y la visita dura alrededor de dos horas, por lo que cualquiera que acabe siendo víctima de esta estafa, es posible que luego no tenga tiempo de visitarlo, así que cuidado y ante la duda, ignoradlo o consultad internet / guía  o ¡pregunta vía comentario en este blog!

Un Vesak en Tailandia

13 de mayo de 2014, día de luna llena en el sexto mes del calendario lunar. O lo que es lo mismo: el Vesak. Día en que los buddhistas celebran el nacimiento, ilustración y muerte de Buddha. Sí, “milagrosamente” estos tres acontecimientos sucedieron en el mismo mes del calendario lunar, o al menos eso acordaron en la primera convención buddhista celebrada en Sri Lanka en 1950. Hace siglos que los buddhistas celebran acontecimientos en esta época del año, por eso me ha llamado especialmente la atención que haga apenas 64 años que se pusieron de acuerdo en qué día debían celebrarlo realmente. Además, como he dicho al principio, se celebra el día de luna llena del sexto mes del calendario lunar, con lo que no es un día fijo, si no que cambia cada año.

Una vez en el tema, considero el buddhismo una religión mucho más abierta a la celebración pública que el cristianismo (esto no es bueno ni malo, personalmente me es indiferente), así que hoy he decidido ir a un templo a ver cómo los buddhistas celebran este día, el principal en su calendario de festividades, y me he encontrado con que hacen lo mismo que cualquier otro día, pero en masa. Esto es:

–          Dar tres vueltas a un monumento sagrado (puedes ser un edificio, una estatua o cualquier cosa que consideren sagrada) sosteniendo incienso encendido entre las manos y pidiendo algo que deseen.

Gente dando vueltas alrededor del Templo Pathum Wanaram

Gente dando vueltas alrededor del Templo Pathum Wanaram

IMG_20140513_152127

–          “Ilustrarse” y ganar conocimiento con los cantos y las charlas de los monjes. Es cierto que hoy hay más “charlas” y cantos que cualquier otro día, pero tampoco es nada especial.

Monjes bendiciendo y repartiendo sabiduaría

Monjes bendiciendo y repartiendo sabiduaría

Además de esto, hacen algo que no entiendo: no beben ni venden alcohol. ¿Qué problema tienen las religiones con el alcohol? Entiendo que se trata de mantener siempre las facultades mentales al 100% para no perder sabiduría y no caer en tentaciones que lleven al pecado, pero ¿no debería eso ser una cuestión individual?  Los conceptos de cielo e infierno, y sus equivalentes en cualquier religión (el buddhismo, por cierto, no cree en el infierno eterno, y se considera que el infierno se puede sufrir en vida en forma de ira, lujuria o cólera) existen precisamente para ayudar a evitar las tentaciones que llevan al pecado, y dado que la religión y la rigurosidad con la que la sigue cada uno es una decisión personal, ¿no debería respetarse más la voluntad de cada individuo de jugarse el cielo o el infierno?

Cada uno tendrá su opinión, a mí personalmente no me desagrada la idea del infierno; en el cielo estaría muy solo sin vosotros.

Timos en bangkok

Iba andando con un amigo hace unos días cuando se nos acercó un hombre tailandés, bien vestido y con un inglés más que correcto, preguntándonos de dónde éramos y a dónde íbamos. Decía ser profesor de inglés y nos estuvo informando de que ese día era fiesta nacional y de la gran suerte que teníamos de estar en Bangkok la única semana del año en que se abre el Templo de Wat Arun, uno de los más famosos de Tailandia. Insistió en que no fuéramos al MBK (centro comercial al que íbamos a comprar) porque estaba cerrado debido a la festividad, y que lo mejor que podíamos hacer era ir a ese templo, señalándonos todo el camino en un mapa e indicándonos amablemente el TukTuk que deberíamos coger allí mismo. Insistió en que cogiéramos ese, con los asientos negros porque “son los de verdad, los otros son un timo, mafia”.

La realidad es que no era festivo, el MBK no cierra ni por alerta roja, el templo de Wat Arun abre cada día de 8.30h a 17.30h y los TukTuk son todos la misma estafa. No hay que fiarse de nadie que ofrezca algo de manera aparentemente altruista en las calles de Bangkok, y a ser posible ignorarlos y no dar pie a nada. Juegan con ventaja, están en su terreno y aunque Tailandia es un país muy agradable, cualquier problema puede acabar costándote una buena cantidad de dinero.